+34 922-716-645





Barco Vikingo Tenerife

La experiencia The Viking Adventure Ragnarok incluye un espectáculo vikingo, avistamiento de ballenas y delfines, comida deliciosa, barra libre y unas espectaculares vistas de la costa de Tenerife.


Description

Tu experiencia vikinga comienza en el puerto de Los Cristianos, desde donde partirás en busca de los cetáceos que habitan la costa de Tenerife.

Después, navegarás a lo largo de la costa sur hasta llegar a la bahía del Palm-Mar, un sitio bordeado por acantilados. Allí probarás los manjares del jefe de cocina y la fruta local. Los que quieran, tendrán tiempo para un baño en el mar o practicar snorkel. Con un poco de suerte, también podrás ver tortugas marinas.

Ya en el camino de vuelta toca jugar a los Vikingos. Todos los que tengan ganas de divertirse podrán ponerse trajes de la época, realizar las pruebas de coraje, tomar clases de espada y ver el espectáculo de guerreros, así como otros juegos tales como acuñar monedas, adivinar el futuro a partir de runas y buscar un tesoro.

Durante todo el trayecto tendrás a tu disposición barra libre con agua, refrescos, cerveza y vino.

Salidas

Desde el Puerto de Los Cristianos

 

Medidas preventivas anti COVID-19

- Respetar la distancia de seguridad: siempre 1-2 metros entre personas.

- Uso de mascarillas en los espacios cerrados, cuando no sea posible mantener la distancia al menos 1.5 metro.

- Higiene de las manos con gel hidroalcohólico al entrar y salir y durante la excursion con agua y jabón durante al menos 20 segundos, cada 1-2 horas.

- Desinfección de la embarcación diaria para garantizar su optima higiene en el plan de limpieza y desintección al COVID-19.

- Aforo limitado según la normativa vigente

- Personal formado ha sido instruido y equipado con cursos de prevención anti COVID-19

 

Certificaciones: Bandera Azul

Este Barco posee Bandera Azul. La observación de cetáceos constituye actualmente una actividad turística de excepcional importancia y supone generalmente, para la mayoría de las personas que se someten a esa experiencia, su primer contacto con los mamíferos marinos. En Canarias, la observación de cetáceos con fines turísticos se encuentra regulada en el Decreto 178/2000, de 6 de septiembre